El discurso de Macri: del alumno de coaching a los amigos del mercado

Por Jorge P. Colmán para APCS. Más allá de lo anecdótica puesta en escena (digna de un alumno en las primeras clases de coaching), el discurso de Mauricio Macri mostró la brutalidad de la propuesta de Cambiemos.

Pone toda la culpa en los otros: Problemas externos (qué ya existían al momento de llegar al poder), el clima (sequía), la corrupción (con cuadernos que no aparecen pero que también tienen protagonistas a los socios del gobierno) y el mismo pueblo cuando vive “con más de lo que genera”.

Nada dice de la especulación financiera que generaron con sus socios, que endeudaron al país en tiempo récord para beneficiar a las empresas a las cuales pertenecen sus Ministros/CEOs y las corporaciones vinculadas al comercio exterior (los “chacareros” de la 125).

¿Quien pondrá el sacrificio en esta nueva etapa? Los trabajadores y la clase media, los pequeños productores de la industria y el campo.

El gobierno se cierra sobre su círculo, siguen pensando el país como una empresa y el gabinete es una gerencia, con socios de segunda como los radicales y el peronismo “blanco”.

El ajuste se realizará con el cuchillo hasta el fondo o según dicte el Fondo Monetario Internacional, crearon una crisis para justificar la aplicación de una reforma laboral con la extorsión de la desocupación como látigo.

La “confianza en los mercados” es algo que este gobierno nunca tuvo desde el exterior. El derrotero empresarial corrupto, las cuentas en aguantaderos fiscales y el saqueo de su grupo sobre el tesoro público no son las mejores referencias para quienes invierten en un país. Es previsible entonces que la crisis continúe y que solo el dinero del FMI le permita sobrellevar la economía para que no explote por los aires.

Las movilizaciones que están poblando el país, las expresiones de malestar popular y los espontáneos intentos de saqueo son la expresión de una crisis en crecimiento, cualquier chispa puede encender una hoguera que incendie el pais desde lo social. Macri está generando muchos frentes de conflicto al mismo tiempo: con los trabajadores, con los pequeños y medianos productores y comerciantes, la clase media y los partidos de oposición política.

Solo quedan de su lado los grandes medios (que ya le están soltando la mano), las empresas vinculadas al mercado externo y los grandes productores rurales.

La oposición tiene una apuesta política en todos los frentes que el macrismo genero, un acuerdo de unidad nacional amplio que vuelva a poner en el centro de la escena el mercado interno y regional (Suramérica), la distribución de la riqueza para lograr el anterior objetivo e instalar un estado de derecho que haga justicia no solo para las grandes corporaciones sino para todos y todas.

Hay que recuperar la democracia con justicia social, no es necesario llegar a más derramamiento de sangre, es la hora del pueblo.

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s