Un par de semanas cargadas de definiciones políticas. Reapareció Cristina.

cristina fernandez comodoro pyCarlos Borgna para APCS. Un par de semanas cargadas de definiciones políticas. Reapareció Cristina.

Pero también, se avanzó en el armado de listas en el Partido Justicialista, con una de unidad a nivel nacional, y por otro lado, las centrales sindicales vienen convocando a un paro en todo el país.

Se planteó la propuesta del Frente Ciudadano. Hay dudas en muchos militantes; ese es el primer dato político, aún en aquellos que reconocen la conducción de Cristina, férreamente; pues está claro que en el peronismo hay quienes no tienen la misma lógica, y que apuestan a otro formato de conducción. La votación por el tema de los buitres puso en evidencia esta situación.

Los interrogantes con respecto a esta iniciativa de Cristina, tiene varias aristas, pero que en realidad devienen de planteos anteriores, de cuestiones no resueltas hasta diciembre de 2015.

El rol del movimiento obrero parece ser uno de los elementos más gruesos. Hay claros y oscuros. ¿Cuáles son los dirigentes sindicales que se podrían tomar como parte de nuestro espacio, pero por sobre todo, cuál es la política para aquellos que no lo son o bien que no se encuadran en nuestros esquemas de funcionamiento?

Más allá de las respuestas que ensayemos, un dato real es que en todo este tiempo no ha habido un esquema para articular lo propio y de allí tener una estrategia de acción. Este tema es transversal a las centrales sindicales tanto en variante CGT, como CTA. Y una pregunta insalvable: ¿qué piensa y que actitud va a asumir el kirchnerismo ante la medida de fuerza planteada desde el sindicalismo? ¿No es tiempo de dar señales concretas? ¿A quién le sirve una medida de fuerza con escasa convocatoria?

En otro plano, ¿cómo se articulan el movimiento obrero y el Frente Ciudadano? Respuestas quizás aparezcan, cuando se conozcan detalles de la charla de Cristina con dirigentes sindicales el jueves pasado por la tarde.

Reiteramos, que un cuerpo se constituye por su columna vertebral, su cabeza, su corazón y otros órganos vitales; sin embargo ¿cuál es el sujeto político que deviene de esa amalgama? Ser joven o poseer un saber particular no son, necesariamente, elementos transformadores. Esta es una de las centralidades del debate pendiente.
Constituir un Frente Ciudadano no es armar una cuenta de face e invitar a que los cumpas se sumen. Pero en los hechos esto está ocurriendo en muchos lugares.

Es decir, hay que gente del palo que razona y actúa desde otra lógica, que es casi la misma que en las redes sociales sigue, cotidianamente, insultando y agrediendo a personas que adhieren, de una u otra forma, al macrismo. Parece que no bastó la observación al respecto, de la propia ex Presidenta, en su alocución pública y en posteriores encuentros que realizó con distintos sectores.

El tema del peronismo es otro de los elementos que hace ruido en general y lo del PJ en particular. Varios dirigentes se paseaban por el país anunciando que “Cristina no está conduciendo”, planteando un Partido que busca acordar con gobernadores, diputados, senadores, e intendentes básicamente.

Se puede aseverar que sin esas expresiones institucionales fruto del voto popular, no hay una representatividad real; sin embargo a la luz de los hechos en los últimos años, cabe preguntarse si también no es necesario un debate sobre el tipo de Partido que necesitamos y para que lo queremos, además de lo jurídico/electoral.

El formato: primero los cargos y después la política se está agotando y hace que a su esquema de funcionamiento le entren las balas y las críticas de muchos compañeros y compañeros a lo largo del territorio nacional. ¿Cómo hacemos una síntesis de esas dos realidades?

La pregunta que muchos formulan: ¿cuál es el esquema de conducción de ese Frente planteado? Y hay que analizar esto, parece, desde distintas perspectivas.
Por un lado recrear modelos utilizados hasta diciembre pasado no parece lo más apropiado, fundamentalmente si lo encabezan dirigentes que, en la práctica han demostrado, no estar en condiciones de conducir eso, y que por el otro, necesitan “un baño de humildad”; como algunos, también, entender que deben asumir nuevos roles en las etapas que se avecinan.

Sin embargo, a lo dicho hay que sumar, la tendencia, casi congénita, de varias organizaciones de preocuparse por el quien conduce primero, pero no ponen el mismo énfasis en la autocrítica, en los replanteos sobre metodologías y construcciones. Esta es otra de las cuestiones viscerales del kirchnerismo. En muchas provincias ya se sabe que los acuerdos en el PJ de este año están en relación, directamente proporcional, a lista de diputados nacionales de 2017. Y las grandes organizaciones nacionales kirchneristas no son ajenas a estos acuerdos.

Está claro, en esta misma línea, que Cristina mandó públicamente, a laburar a los militantes a los distintos territorios y frentes. ¿Quién lo está haciendo realmente?
Es más, una revisión de las prácticas, una sistematización de las mismas y una vuelta a construir otras formas de relación con los vecinos, con los cumpas en el trabajo y con los ciudadanos, parece hoy un elemento indispensable si queremos revertir las políticas neoliberales esenciales del macrismo.

En este esquema encaja el rol de la comunicación y la formación de cuadros propuesta. Sin estos elementos, toda estrategia que se proponga carecerá de viabilidad. Ahora, si la consigna que sintetiza esto es gritar: “6,7,8 !!!!” (cómo ocurrió en Comodoro Py), estamos hablando de cosas diferentes.

Apuntes para centralizar la discusión.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s