La anomalía

APCS por Jorge Derra. La anomalía

¿Por qué la derecha convoca multitudes de votos en el mundo y sobre todo en América Latina y Argentina?

Porque la derecha le ofrece a sus votantes lo que ellos quieren, se manejan con los niveles de odio, que han logrado construir en la sociedad, esto es lo primeo que hay que decir. En un enorme porcentaje, el odio en las entrañas de nuestras sociedades, es construido, impuesto.

Ese odio impuesto, saca la responsabilidad del mal vivir de la mayoría de la sociedad, del accionar de los grupos de poder dominantes y los pone en los pares. En principio pares como victimas, pero también pares como clase.

Entonces, para el tipo que tiene un laburo en blanco y trabaja 8,10,12 horas por dia y viaja hacinado otras 2 ó 3 horas, el responsable de sus miserias es aquel que no tiene laburo, que vive en una miseria mucho mayor a la suya sostenido por la asistencia del estado.

Esta, en mas o en menos, es la dualidad que la derecha logra imponer como realidad al momento del voto.

Del otro lado, que esta muy lejos de ser izquierda, lo que se propone es el mismo escenario, pero con una mirada «solidaria» que compromete a seguir sosteniendo a los hundidos, corroborando lo que el odio pregona.

Lo que esta falsa antinomia postula, es una disputa por la miseria, de que modo vamos a ser pobres y hambrientos, lo seremos asistidos por el estado o no.

Aquí es donde el odio construido convoca al voto a la derecha, no se vota a la derecha porque anuncia la perdida de derechos laborales, las mayorías, aun los pobres, votan a la derecha para que el estado no siga sosteniendo a «esos vagos», para que se vayan a trabajar.

¿Trabajar donde? Hacer esta pregunta y forzar una respuesta, tal vez ayudaría a entender que no es tan complicado.

Este modelo económico productivo tiene un limite de desarrollo que esta planteado entre dos líneas limitantes, por un lado los derechos laborales y por otro lado la globalización de los puestos de trabajo y por con quien se compite. Porque una cosa es competir con un obrero alemán y otra con uno malayo, entonces todos «esos vagos» que tendrían que ir a trabajar competirían con los sueldos de miseria de Malasia y no con los sueldos de Alemania

¿Y porque es así?

Porque el odio impide ver la hoja de ruta de las luchas y dentro de este modelo socioeconómico, los factores de poder han logrado la proeza de que un ejercito de seres en la miseria, luchen por sostener su propia miseria, en aras de que otros literalmente desaparezcan.

No hay gobierno por popular que sea que pueda zanjar esta anomalía.

Argentina tiene todas las condiciones para construir un modelo productivo superador, para ello es fundamental dejar de jugar entre las migajas del orden internacional neoliberal y hacer valer sus ventajas comparativas.

Producción masiva de alimentos saludables para toda la población, sin matriz tecnológica dependiente, sin depredación de los recursos naturales y con uso intensivo de mano de obra cada vez mas capacitada.

Generación de saldos exportables de esos alimentos saludables, cambiando el paradigma de la falsa antinomia
«comodity / industrialización»

¿Quién dijo que un obrero que pone dos tuercas en la lineal de producción automotriz es mano de obra calificada y el campesino que produce alimentos saludables no?

En esta pregunta esta la simplificación extrema de nuestro fracaso.

No solo nos hacen odiarnos entre nosotros, sino además nos convencen de que somos una porquería y que merecemos los que nos pasa.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s