La derecha Trumpista toma posiciones antiglobalización y reclama libertad de prensa

Por Jorge Colmán. La derecha Trumpista toma posiciones antiglobalización y reclama libertad de prensa

Parece contradictorio para los latinoamericanos que la derecha sea antiglobalización y pida respeto a la libertad de expresión, pero los cambios en la política de los EEUU envía nuevos mensajes que empujan a entender la censura a Trump y otros funcionarios de su gestión.

Luego de la derrota electoral, el presidente Donad Trump es víctima de aquellos que lo llevaron al poder, nunca fue hombre del establishment que sostuvo los presidentes neoliberales en los EEUU y su política terminó enfrentando al GAFAM (*) al punto de una guerra abierta que se vive en la actualidad.

Durante las elecciones, la red social Twitter censuró a favor de Biden publicaciones del New York Post, sobre el contenido de un disco duro entregado a los agentes del FBI que investigaban a Hunter Biden que no pudieron ver la luz, solo para declararlo como un “error” después de las elecciones, cuando se confirmó Hunter Biden. estaba bajo investigación.

Tan fuerte jugaron las plataformas tecnológicas que empujaron a los ciudadanos a una elección récord en participación ciudadana. No es que Joe Biden sea popular, es que configuraron una corriente de opinión antitrump para derrotarlo. Ellos lo crearon, ellos lo quieren destruir.

Mal que nos pese, Donald Trump no fue un hombre que planteara nuevas aventuras imperialistas, tampoco promovió y hasta fue en contra de las políticas del TLC, se planto ante los europeos y les dijo “si quieren seguridad páguenla”, replanteo sus bases militares en el mundo e impuso un proteccionismo mas cerrado que sus antecesores para recuperar la industria norteamericana.

Alguno dirá que estoy defendiendo su gestión, pero no, solo trato de ser objetivo en entender que esta pasando en los EEUU y porque la derecha norteamericana se esta tornando antiglobalización. Su gobierno fue tolerante a los extremos de la derecha y enfrentó a la “izquierda norteamericana”. Ante la movilización de los negros víctimas de violencia policial fue tolerante con los abusos policiales y ni que hablar de lo que decía y pensaba de los pueblos de centro y Suramérica.

Donald Trump generó un movimiento de sectores que se encontraban sin un canal político de expresión, una foto de estos se pudieron ver en la toma del Capitolio. La pobreza a su llegada era creciente y con su discurso nacionalista los contuvo. “Los muchachos orgullosos”, reconocidos por la prensa del establishment como un movimiento supremacista blanco esta conducido por un latino, algo muy difícil de entender si no posamos bien la lupa sobre la realidad, y esta es que el trumpismo supera cuestiones raciales y es nacionalista de derecha.

Este movimiento reaccionó ante el llamado de fraude que hizo Trump, el sabía que esto podría llegar a ocurrir, con lo cual no esta pensando en el ahora, sino que piensa en un futuro donde encontrará nuevos desafíos, seguir en su partido y liderar la derecha norteamericana o romper el bipartidismo que implanto el establishment.

Por ello el establishment salió a jugar fuerte, corto todas las vías de comunicación del presidente y sus principales funcionarios. Con el pretexto de “los mensajes de odio” lo censuraron y quitaron de las redes. Digo pretexto porque no se comportaron así con las guerras que estas apoyaron en otras partes del mundo. Facebook, Twitter, Google han censurado los movimientos populares y sus referentes, pero nunca por derecha, siempre fue a sectores progresistas y de izquierda.

Como parte de la presión económica Goldman Sachs Group Inc., Citigroup Inc. , Morgan Stanley y JPMorgan Chase & Co. planean pausar (entiéndase no poner dinero en las campañas) todas las contribuciones políticas, uniéndose a una lista cada vez mayor de compañías que cambian o revisan sus políticas de donación tras los disturbios en el Capitolio de la semana pasada (Publicado en Bloomberg).

Como respuesta el Trumpismo se volcó a otras redes sociales como PARLER, allí no tendrían censura a sus planteos. En pocos días Amazon (parte de los gigantes corporativos) lo tiraron abajo y dos razones movieron esta actitud: la masividad de la migración a la red y la amenaza de una creciente crítica a las posiciones dominantes del GAFAM.

El Trumpismo plantea las enmiendas constitucionales que hacen una defensa a ultranza de la libertad de expresión. Para los latinoamericanos esto puede significar poco y nada, ya que estamos acostumbrados a que la derecha pisotee nuestras constituciones, pero para los norteamericanos esto es muy complejo y como hubo un 11 de septiembre donde renunciaron a sus derechos a cambio de “seguridad”, hoy se plantea el dilema de perder libertad de expresión a favor de la “democracia”.

¿Perseguir al Trumpismo es la solución para terminar con ellos o esto empeora la situación?

Hace unos días trascendió la activación del “Proyecto Lincoln”. Este proyecto propone la creación de una lista negra de los seguidores y funcionarios de Trump y no darles empleo. Desde las redes sociales opositoras a Trump hablan de la toma del Capitolio como “golpe de estado” y de “terrorismo”, una acusación muy peligrosa que puede hacer crecer aun mas la tensión política ¿Se animaran a acusar en la justicia a Donald Trump de terrorista?.

Censura, persecución, operaciones mediáticas constituyen el lawfare en toda Latinoamérica (solo falta la pata de la justicia) y esta por verse si eso también ocurrirá en la propia EEUU. Estos condimentos pueden extremar aún mas los ánimos y lejos de cumplir el objetivo de aplastar el movimiento pueden catapultarlos.

El clima sigue enrarecido porque los trumpistas no bajan los brazos y llaman a marchar sobre Washington DC el 19 de enero, el día antes de la toma de posesión del presidente electo Joe Biden. Si la marcha se concreta y es multitudinaria, tendremos una bienvenida para el nuevo presidente donde su legitimidad estará seriamente dañada.

El escenario futuro se debate en la permanencia partidaria del trumpismo, la creación de un nuevo partido que rompa el bipartidismo y hasta un futuro donde la misma unidad de los EEUU este en juego, las cartas comienzan a aparecer en la mesa, hay que ver como juega cada uno de ellos.

GAFAM: Grupo de tecnológicas que hoy dominan la información Google, Amazon, Facebook, Apple y Maicrosoft.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s