¿El massismo llegó a su fin? El neoperonismo y la debacle ante Cristina

APCS por Jorge P. Colmán. ¿El massismo llegó a su fin? El neoperonismo y la debacle ante Cristina

Los magros resultados del Massismo ponen a esa fuerza al borde de la extinción, la cuestión no es menor y se esperan fugas hacia Unidad Ciudadana y en menor medida hacia Cambiemos.

El massismo siempre se planteo como objetivo hegemonizar el peronismo, sus integrantes siempre se dijeron peronistas a pesar de abandonar el partido hace bastante tiempo. Formado con los rezagos del duhaldismo y el menemismo, intento derrotar al kirchnernismo sin éxito en dos elecciones consecutivas.

Contó desde sus orígenes con aliados poderosos: parte del stablisment económico y un blindaje mediático lo apoyaron para contraponerse al gobierno peronista. Pero su estrella fue decayendo conforme creció el PRO y hoy Cambiemos. La idea de la derecha de una “esperanza blanca” dentro del movimiento nacional peronista era su sustento ante el poder económico.

En su momento de apogeo logro imponerse en varios municipios, pero su fuerza nunca pudo expandirse fuera de las fronteras de la provincia de Buenos Aires. En la última elección de 2015 quedo claro que solo era una fuerza provincial y de posible fuga de algún dirigente del Frente para la Victoria.

Con la llegada de Cambiemos brindo a Mauricio Macri de apoyo en algunas de sus estratégicas propuestas al calor de un cogobierno en la Provincia de Buenos Aires con Maria Eugenia Vidal. Formo parte de la “pata externa de Cambiemos” mientras algunos de sus ex-dirigentes formaron parte del gabinete, como el ex-intendente de San Miguel, Joaquín de la Torre.

Siempre se permitió una “diferenciación” en cuestiones menores, pero siempre conservando un perfil “no bélico” con Cambiemos. Con el Peronismo y Cristina Fernández de Kirchner fue un férreo opositor, su objetivo político fue regresar al partido, pero fracaso reiteradamente y su peor error electoral fue poner el acento en su posición “anti” Cristina, cuando el electorado bonaerense (y fundamentalmente del Conurbano) estaba demandando ser opositor al gobierno de Macri.

El segundo error fue su alianza con la ex-radical Margarita Stolbizer y el piquetero Ceballos. Para algunos esto fue una demostración del cambio de proyecto (hacia dentro del peronismo) que algunos ortodoxos no le perdonaron. Es que por ese camino no había alternativa posible de regreso y esto configuraba una alianza electoral muy débil. Pasaron a ser los “ni ni ni” en la política provincial (ni opositores, ni oficialistas, ni peronistas).

Las fugas hoy son públicas: dos de los tres concejales en Almirante Brown partieron hacia Unidad Ciudadana con Mariano Cascallares y otros seguirán por el mismo camino, toda la Tercera Sección es un tembladeral para el massismo, allí no tienen expectativa de llegar a ninguna intendencia, lo cual devalúa el espacio y la proyección política. En la Primera Sección solo se sostienen en Tigre y San Fernando, aunque ya no con el caudal de votos que antes gozaban.

El massismo y el futuro de Sergio Massa como fuerza política esta debilitado y teme que la polarización entre la triunfante Unidad Ciudadana y Cambiemos lo terminen licuando hasta dejarlo al borde de la extinción. Sabe que el “camino del medio” es apenas un angosto sendero donde además debe competir con Florencio Randazzo, que también esta sufriendo fugas a su propuesta política.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s