El gobierno provincial de Vidal entre la deriva y la improvisación

maria eugenia vidalAPCS por Jorge P. Colmán. El gobierno provincial de Maria Eugenia Vidal entre la deriva y la improvisación

La fuga de los presos del penal de máxima seguridad provincial puso al desnudo la situación institucional del gobierno de Cambiemos en la provincia de Buenos Aires.

La fuga se produjo por la improvisación del gobierno de Maria Eugenia Vidal, que desconociendo el Servicio Penitenciario Provincial y que por las fechas (las fiestas de fin de año siempre han sido conflictivas) debió tomar medidas de prevención. El argumento esgrimido por Vidal y sus ministros, de que hace un mes asumieron, es mas que pobre: Desde el mes de octubre saben que debían gobernar la provincia.

Al día de la fecha existe una enorme incertidumbre de quienes ocuparan los cargos intermedios en la administración provincial. Solo han asumido responsabilidad los más altos cargos como Ministros, Secretarios y Subsecretarios; las direcciones todavía siguen sin cobertura y los empleados no tienen directivas políticas de hacia donde va la administración provincial.

La purga de los Comisarios Generales realizada por el Ministro de Seguridad Cristian Ritondo es tardía y responde a un enorme papelón y fracaso en la detención de los prófugos, que se valieron de familiares y amigos, para poder evadir la estrategia policial para atraparlos. Fueron separados: Miguel Ángel Maccario, superintendente de Seguridad de San Martín/Tres de Febrero; Oscar Eduardo Terminiello, superintendente de Seguridad Interior Centro; Gabriel Alejandro Lamónico, superintendente de Seguridad Interior Sur; y Miguel Ángel Alanís, superintendente de Seguridad Oeste, Claudio Marcelo Blanco, superintendente de Seguridad; Claudio Alejandro López, director provincial de Suministro; y Rubén Alberto Lobos, superintendente de Seguridad Vial.

Las páginas Web muestran una transición que ya no debería existir y las grillas están vacías en lugares clave de la administración. Vidal intento fallidamente imitar a Mauricio Macri en gobernar por DNU (Decretos de Necesidad y Urgencia), pero la justicia le puso límites diciendo que esa herramienta no existe desde el punto de vista jurídico y constitucional en la Provincia.

Por otra parte intenta extorsionar a los legisladores de la provincia presionando con que, si no se aprueba un préstamo de 100.000 millones no habría paritarias, ni aumento para los trabajadores. De hecho planteó una suspensión caprichosa de esta normativa, ante una brutal devaluación de los mercados con anuencia del gobierno nacional de Mauricio Macri.

Los límites planteados por legisladores e intendentes del Frente para la Victoria no es caprichosa, si solicita un préstamo de semejante tamaño, lo mínimo que se debe consignar, es reconocer para que será utilizado ese recurso económico. Si esto solo sirve para cubrir un déficit presupuestario, muy poco útil será esa deuda. Cambiemos está muy lejos de repartir solidariamente los costos de la administración provincial, muy por el contrario favorece a los sectores económicos mas acomodados de la sociedad. Por ejemplo basta los 3.700 millones adicionales que los sectores patronales rurales han obtenido del gobierno Macrista y prácticamente nada para los trabajadores.

El fantasma de los despidos para los asalariados sobrevuela el Estado Provincial. El ajuste económico que la administración provincial pregonó, esta en un momento de pausa, si hoy lo realiza puede explotar por los aires la administración provincial. Los gremios estatales ya solicitaron una reparación salarial que supere el 40% de los actuales valores, peligra el inicio de clases y toda la administración puede ser paralizada en marzo. La torpeza de atacar políticamente a los dirigentes gremiales solo adiciona combustible a un conflicto que parece inevitable.

Un elemento adicional es la crisis en la Alianza Cambiemos. El PRO pretende gobernar la provincia sin sus aliados los radicales, puso su prioridad en construir una fuerza propia con un partido sin inserción territorial. Esta es la causa por la cual todavía no dio cobertura a más de un centenar de direcciones de línea. La “invasión de porteños” en los cargos de la administración provincial es una estrategia que se puede pagar muy caro, los funcionarios no pueden gobernar con un GPS la provincia.

Todos estos factores muestran un gobierno que improvisa, que no esta preparado para semejante empresa y los caprichos o necesidades políticas partidarias muestran una administración a la deriva, sin un norte claro. El humor social esta cambiando y cuando se agoten los dineros del aguinaldo se van a acortar los tiempos políticos. La protección mediática sufre grietas ante la falta de republicanismo y el desapego a la democracia, de esta manera será muy difícil sostener la gobernabilidad en una provincia que tiene todo para vivir sin sobresaltos.

2 comentarios sobre “El gobierno provincial de Vidal entre la deriva y la improvisación

  1. EXCELENTE ARTICULO DESCRIBIENDO LA CRUDA REALIDAD. NO BASTAN LAS BUENAS INTENCIONES QUE DEMUESTRAN LAS AUTORIDADES, NI CON MEDIDAS QUE HASTA AHORA FAVORECEN A LOS RICOS. SE REQUIERE UN GOBIERNO CON CAPACIDAD DE ATENDER TODOS LOS ESTRATOS SOCIALES CON FIRMEZA Y FRUCTÍFERAMENTE. CON EL DISCURSO DE ECHARLE LA CULPA AL GOBIERNO ANTERIOR DE TODO LO QUE PASA Y AL NARCOTRÁFICO NO SE DIVISA NINGÚN FUTURO ALENTADOR, DESATENDIENDO PRINCIPALMENTE A LA CLASE TRABAJADORA Y SECTORES MAS VULNERABLE DE LA SOCIEDAD…

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s