Vamos para adelante nomas

kirchner scioliPor Carlos Borgna (*) Conocemos la historia de Scioli, muchos íbamos a votar a Randazzo aunque no tuviera un armado serio en el país, algunos siguen considerando que hubiera sido mejor ir a internas. Lo concreto es que estamos todos atravesados por el peronismo, su modelo de construcción y conducción.

Partiendo de allí, es necesario volver a retomar algunas viejas herramientas de análisis y recordar y recordarnos, cual es la contradicción principal y cuales son las secundarias; ¿dónde están los proyectos alternativos a este, forjados en serio, es decir en un trabajo territorial que exprese formas superadoras de la política?

Hay un compañero que viene repitiendo desde hace rato que ahora que llueve sopa, la coyuntura nos encontró con un tenedor en la mano. Y tiene razón; estas cosas sobre candidatos, perfiles, acuerdos, se midieron y se miden, por correlaciones de fuerzas. ¿Qué hemos construido que tenga la entidad para reclamar que cosa? Aún reconociendo el empeño, la dignidad y el esfuerzo de muchos cumpas en todo el país.

El enemigo principal no ha cambiado, las contradicciones de los 70 siguen vigentes, y éste, como el próximo, seguirá siendo un gobierno en disputa.

Esto no quita que continuemos discutiendo y debatiendo, planteando dudas, interrogantes, advertencias, pero también sería bueno, que una vez, una sola vez, subamos al face, mandemos un mail, contando cuales son los hechos producidos, las organizaciones construidas o fortalecidas, los cambios que hemos ayudado a producir en el barrio, la ciudad o la provincia, que signifiquen, no un asistencialismo disfrazado de militancia o un voluntarismo cotidiano, sino un espacio, una estructura, un nivel de articulación entre las agrupaciones del campo popular, que ayude a la política ha seguir transformando la realidad. Y sobre eso generemos el debate. Desde las prácticas efectivas.

Hay que aprovechar las enseñanzas que dejó la elección en Santa Fe, las que va a dejar Capital Federal, las de Chaco, las de Córdoba o Mendoza, para que cuando nos metamos a laburar las nacionales, hayamos aprendido de los errores, potenciado los aciertos y terminado con las discusiones sobre la fórmula que eligió, quien conduce este proceso, para darle continuidad al mismo.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s