Sospechoso del asesinato de jubilados en La Plata vive en Los Polvorines

Foto Hernan Fouillet, diario "Hoy"
Foto Hernan Fouillet, diario “Hoy”

APCS. La pareja de jubilados asesinados en La Plata tienen como principal sospechoso a un hombre de Los Polvorines

El martes fue allanada la casa de Gustavo Ludueña, uno de los sobrinos de los jubilados asesinados en Tolosa (La Plata), pero no se encontraba allí. Lo incrimina una huella dactilar en el lugar de los hechos

Ludueña tiene 36 años, vive en Los Polvorines y es el principal sospechoso del doble homicidio contra un matrimonio de jubilados en Tolosa. El principal indicio que llevó al sujeto, sobrino de María Esther Paz (71), una de las víctimas, es una huella digital que apareció “en el parabrisas” del Renault Logan modelo 2014, propiedad de los damnificados.

El coche había sido limpiado recientemente por la mujer, por lo que esa evidencia tendría relación directa con los homicidios. El hombre, Aldo Zárate (75), fue degollado en el garaje y su cuerpo quedó pegado al vehículo, por lo que los investigadores sospechan que el asesino “dejó la huella al apoyarse en el parabrisa para pasar” por encima del cadáver.

Con ese dato, más la información de que Ludueña arrastra “varias e importantes deudas” que no puede saldar y que sería el móvil de los crímenes, agentes de la DDI local se movilizaron ayer hacia Los Polvorines, luego de que la orden de detención pedida por el titular de la UFI 4, Fernando Cartasegna, haya sido avalada por el Juez de Garantías, Guillermo Atencio.

Quedó establecido que a Zárate lo mató primero, degollándolo en el garaje y sorprendiéndolo por la espalda, mientras que a Paz la torturó hasta la muerte. Le aplicó tres puntazos en el pecho y otras puñaladas y golpes en la cabeza de manera alternada y que terminaron siendo letales, para cortarle luego el cuello.

Por último, un vocero con intervención en la causa manifestó que los 130 mil pesos que aparecieron en la cocina de la casa de 2 entre 521 y 522 estaban en el interior de una “canastita de mimbre” escondida con “trapos sucios y zapatos viejos”, pasando desapercibida.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s