Ganaron por segunda vez los violentos

bosterosPor Jorge P. Colmán. Luego del ataque a los jugadores de River Plate, que algunos inocentemente creen que fue un hecho aislado de la política, vino la decisión lamentable de Comnebol que deja un triste precedente.

El ataque fue planificado y toda su escenografía demuestra la complicidad de los dirigentes de Boca Juniors. La seguridad del estadio es patrimonio del Cub, por lo cual es directamente responsable de lo ocurrido (Gas pimienta, Dron y bengalas a granel no pueden pasar los controles, estaban en el club).

En un contexto electoral (interno del Club y del país) es muy difícil no relacionar política y fútbol. Nunca estuvieron separados, por lo cual no conjeturar sobre el vínculo, es por demás inocente o interesado (En la foto se puede ver un grupo numero de hinchas participando).

Por hinchas de Boca supe que en las redes sociales de ese club ya se hablaba de que habría “kilombo” si no se ganaba el partido en el primer tiempo. Podríamos pensar que estos comentarios siempre están presentes entre fanáticos, pero dicha justificación reafirma aún mas la responsabilidad de los dirigentes sobre el caso.

Que Boca Juniors está de elecciones y este hecho afecta a las candidaturas es absolutamente cierto. Tan cierto como quedar eliminado de la Copa Libertadores, en su propio estadio, con nada menos que River Plate, hubiera sido una mancha muy difícil de limpiar para la candidatura de Angelici.

Pero después viene el papelón internacional de la Comnebol, 4 fechas de sanción, 200.000u$s y perder el partido; demuestra una gran capacidad de poder. Un poder combinado del Club y de la peor política. Ahora ya conocemos “cuanto vale” la seguridad” física de los jugadores y lo precario de la institución.

Todo comenzó con una formidable operación del Grupo Clarín con el Diario OLE como jugador mas visible. Por todos los medios intentaron vincular a Sergio Berni (El Secretario de Seguridad) en la responsabilidad de los echos.

Lo primero fue decir que “el gas pimienta lo tiró la policía”, pero ante la multitud de pruebas aportadas por otros hinchas y la misma televisión, esa maniobra se fue diluyendo hasta caer en el ridículo. Entonces salió Angelici con una declaración de prensa ambigua, donde pedía “disculpas” pero amenazaba con “no quedar de rehenes de los violentos”. Los mismos violentos que son socios de su presidencia y pertenecen al armando político del Intendente Mauricio Macri.

Los violentos ahora tienen carta libre, saben lo que “cuesta” armar operaciones de crispación en el futbol y tienen el triste antecedente de la impunidad.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s