España y Argentina Similitudes genocidas

APCS Por Damian Ravenna (*) España y Argentina Similitudes genocidas

El acto de genocidio es la supresión de un sector social por cuestiones de etnia, orientación sexual, la mal llamada raza, grupo nacional, etc. Existe un diferendo en cuanto si dado la génesis del concepto la supresión de grandes masas de sujetos por su orientación ideológica, es o no genocidio, ya que no se encuentra normado en el articulado de los instrumentos internacionales de referencia, pero aquí no entraremos en estas cuestiones leguleyas, simplemente lo mencionamos para el conocimiento general.

Ahora bien las similitudes de los actos terroristas por parte de ambos Estados, el Español con franco a la cabeza y el argentino con videla, masera y gran etc, no sólo tiene la acción genocida como cenit de la ignominia lacerante de su accionar, sino que asimismo se utilizo el mismo modus operandi en cuanto por ejemplo, la apropiación de bebés, la supresión de su identidad, regalados a probados amigos de los gobiernos de facto. En España, el uso de, incluso hospitales públicos para esta práctica, torna su realidad compleja, en Argentina la extensa red de centros clandestinos, auspicio esta práctica sistemática.

La colaboración de la Iglesia católica apostólica y romana, en ambos casos co-sustanciada con la causa reaccionaria y totalitaria de los gobiernos de facto, muestra como la cúpula eclesiástica convivió y hasta impulso metodologías represivas ejecutadas por los Estados. Un caso paradigmático en Argentina es cuando el capellán militar bendecía a los soldados que volvían de “los vuelos de la muerte”, que no eran otra cosa que arrojar personas al mar.

Otra similitud es la participación de grupos económicos, grandes conglomerados de empresas y sectores civiles pujantes en economías de mercado y capitalistas que se vieron beneficiados por la expoliación realizada a los derechos sociales y económicos de la población, como así por las políticas económicas que modificaron en ambos casos, la matriz de acumulación capitalista.

Asimismo  la supresión de actores sociales, tuvo como ideario generar cambios estructurales en la sociedad que confluyeran con su idea de “el ser nacional”. Por ello la represión cultural, con quema de libros incluida, fue una práctica de ambas dictaduras.

Argentina ha dado enormes pasos para consolidar la memoria, verdad y justicia. Esto otorgo una identidad colectiva que permite generar una hegemonía cultural, de acuerdo o pacto sobre los juicios a los genocidas. Parte de esta identidad tiene sentido internacionalista, en cuanto a comprender la complejidad del entramado político de la comunidad internacional, que coadyuvaron a la existencia de los atropellos dictatoriales. Es esta realidad la que marca la solidaridad internacionalista del pueblo argentino con el pueblo español, sobre todo en estos días que empieza el primer juicio por apropiación de bebes, Se trata del caso de Inés Madrigal, que fue entregada por el ginecólogo Eduardo Vela a sus padres adoptivos en la Clínica San Ramón de Madrid en el año 1969.

Queda claro que, a donde vayan los iremos a buscar.

(*) Damián Ravenna. Presidente APDH Zona Norte. Miembro del Staff de APCS

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s