La política del miedo, despidieron a VÍctor Hugo Morales

Por Jorge P. Colmán para APCS. La política del miedo, despidieron a Víctor Hugo Morales

Sin poder despedirse de su audiencia, ante lo que ya denunciamos oportunamente como silenciamiento y disciplinamiento mediático, despidieron al periodista Víctor Hugo Morales del canal de noticias C5N.

Desde su cuenta de Twitter escribió: “Previsible. Me comunicaron que me han DESPEDIDO de @C5N. Emocionadamente GRACIAS a todos dentro y fuera del canal que me regalaron 1 año y medio de felicidad profesional. ¡Viva la libertad de expresión!”.

Luego de la venta de C5N al fondo de inversión OP Investment, ya habían despedido al economista Roberto Navarro, a pesar de tener una importante audiencia y liderar el segmento informativo en ese horario. Navarro y Morales incomodaban al gobierno con sus investigaciones y análisis, no pudieron tolerar una voz disidente ante un discurso único que ya habían logrado instalar en casi todos los medios nacionales.

En el sitio de Cynthia García, el periodista expreso como fue su despido ““Me dijeron que la gente nueva tenía una visión irreconciliable con la mía. Esto es el acabose clarísimo. Este es un gobierno hipócrita y cínico que cuando habla de libertad de expresión te agrede en tu inteligencia y sensibilidad” afirmó.

La política del miedo, silenciamiento y disciplinamiento mediático

El despido de uno de los periodistas más creíbles y prestigioso de los medios de comunicación genera miedo en todos aquellos que pretenden hacer periodismo de investigación, al menos si quieren dirigir su trabajo hacia los casos de corrupción del gobierno nacional.

La oficina de Anticorrupción que dirige Laura Alonso plantea en su página “Trabajamos para fortalecer la ética y la integridad en la administración pública nacional, a través de la prevención e investigación de la corrupción y la formulación de políticas de transparencia”, pero ante cada caso denunciado ha hecho silencio o peor aún, justifico el accionar denunciado como lícito.

Todo periodista que levante su voz es estigmatizado como “Kirchnerista”. El Poder Judicial es un una herramienta del Poder Ejecutivo, actúa al ritmo de las necesidades de marketing del gobierno nacional, prestándose a una persecución sin límite, sin jurisprudencia y sin vergüenza. Se judicializa la política y se invierte la carga de la prueba “Todos somos culpables hasta que se demuestre lo contrario”.

¿Quien se atreverá a analizar seriamente con el despido sobre su cabeza?. El apagón informativo esta en marcha y el objetivo es instalar un modelo que permita acumular la riqueza en un puñado de manos: la familia presidencial, sus socios y amigos. Ya casi no tienen obstáculos para saquear el país y entregarlo a los mandatos del FMI, el Banco Mundial y la Organización Mundial de Comercio.

A contramano de lo que hacen los EEUU, nuestro país se alinea con el stablishment mundial, abre las puertas al comercio internacional, mientras un grupo de empresarios toma por asalto al Estado. Ante semejante poder, los ciudadanos deben ser adormecidos, no pueden ni deben ser informados.

El relato oficial debe ser impreso a sangre y fuego, para ello todos deben decir lo mismo y debe morir la libertad de expresión. El fin del mensaje en Twitter de Víctor Hugo Morales apunta hasta el hueso sobre lo que esta sucediendo y llama a reflexionar sobre un derecho fundamental: ¡Viva la libertad de expresión!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s