El gorilismo antropológico: Margarita y Sergio

gorilismo antropologicoPor Jorge Derra. A veces el uso cotidiano asocia las palabras y las transforma en sinónimos, sin que lo sean exactamente.

Algo de eso pasa con gorilismo y antiperonismo. No son lo mismo, aunque están muy asociados, se puede ser gorila sin ser antiperonista, pero no se puede ser antiperonista sin ser gorila y de ahí una mar de posibilidades.

Los gorilas se realizan mirándose en el espejo del peronismo y mas, en el espejo de los proyectos nacionales y populares, de hecho hay gorilismo en otro países, claro que si.

La sustancia estratégica del gorila, es tomar las taras de los proyectos nacionales y presentarlas como expresiones sistemáticas y totalizadoras del proyecto. Por eso para la elite gorila, el peronismo es ladrón, es corrupto, es demagogico. Asi se lo define y se lo caracteriza, haciendo de una tara, la esencia central del movimiento. No existe para el gorila ninguna cuestión de valor en el peronismo.

Los delincuentes, los corruptos, los demagogos de los espacios políticos propios de la oligarquía, son para ellos apenas deslices desgraciados, malos ejemplos a desandar y nunca madera noble del proyecto antipopular.

El gorilismo se referencia en el antiperonismo, lo toma como parámetro pero lo excede y de allí surge la posibilidad de encontrar mas de una clase de gorilas.

Existe el gorilismo económico, el que cuestiona al peronismo por su propuesta económica, para él esta claro que la inflación es culpa de la emisión y no de la especulación de los sectores concentrados de la economía, el atraso del país es siempre obra del déficit fiscal, ergo del gasto público, porque por supuesto que todo lo que el estado ponga al servicio de los sectores mas desposeídos ha de ser un gasto y no una inversión, término que solo ha de usarse cuando los recursos se inyectan por arriba en la sociedad, favoreciendo a las grande corporaciones de la economía concentrada.

Es una inversión eliminar retenciones, es una inversión pagarle el sueldo de explotación a los empleados de Mc Donalds, no es una inversión el Arsat, ni el conectar igualdad, ni el Fines.

Ese gorilismo económico es el que dibuja un mercado segmentado a príori ¿como es eso que un trabajador cualquiera puede tener un celular, o viajar al exterior, o comprar un cero kilometro?

Eso es una mentira, dice el gorila económico, ejemplos claros son Alfonso Prat Gay y Rosendo Gonzalez Fraga.
También existe el gorilismo político, es mas sutil, tiene mas altura, es el que dice que el país debe ser súbdito de los países centrales y no par de los vecinos del continente, aboga por una alianza con EEUU Europa o Japón, invita a Obama el 24 de Marzo y a un ex Rey de España en los docientos años de la independencia, promueve un destino de patio trasero y batalla contra la construcción del bloque regional, desea ser subalterno en la Alianza del Pacífico y no par en la UNASUR.

Este es el típico gorila político. Macri es quizás su máximo exponente, también Carrió y la mayoría del radicalismo.
Pero hay otro gorilismo, el mas miserable, el mas deplorable, el mas violento psicológicamente, es el gorilismo antropológico, el antiperonismo epitelial, el que encuentra la tara sistemática del groncho peronista en su piel, en su habitat, en su cultura, en su arcilla fundante. A este gorilismo pertenencen los que dicen que las pendejas se quedan preñadas para cobrar la AUH, son los que descalifican la militancia y a los militantes, los que la única expresión política que saben, la de acusar de vagos, choripaneros, los que descalifican la moral, la ética, la conciencia del pueblo, los que inventaron el “aluvión zoológico” los que tratan de puta a Evita, los que escribieron viva el cáncer, los que estigmatizan subidos a su euforia denigradora, en un circulo vicioso de maldad y falacia.

A este ultimo grupo de gorilas pertenece Margarita Stolbitzer, la peor categoría de gorila, esa que para colmo ni siquiera es parte de la élite, aunque crea que si. Hoy cumple dos funciones fundamentales para la clase dominante de facto, aportar a la pretendida destrucción mediática del Kirchnerismo, fundamentalmente de Cristina y cumplir su rol de chacal de la política por un lado y por otro lado, ser la partenaire de la esperanza blanca del neo liberalismo pro yanqui, Sergio Massa.

Marga es la María Julia de Sergio Massa. Es la puerta que el Intendente de Tigre necesita, para llegar a un sector de la sociedad que a priori lo detesta, por su condición de peruca, de cacique plebeyo.

Solo ser el acompañante de tertulias de una gorila antropológica como Margarita, le puede permitir a Massa, conseguir el peso critico para ser revalidado, en los momentos en que los poderes fácticos, tengan que elegir el “muñeco”.

Por eso es muy desconcertante la dirección tomada por ciertos sectores del peronismo kirchnerista, llámese Movimiento Evita y porque no nuestro propio intendente.

Reconocer como puente al futuro de organización del peronismo a un personaje que se pasea del brazo del peor gorilismo el antropológico.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s