Breve Historia del Sistema Nuclear Argentino

APCS por Fernando Lisse (*) Breve Historia del Sistema Nuclear Argentino

El uso y aprovechamiento de la tecnología nuclear para usos pacíficos tiene una historia en Argentina de más de 65 años. La creación formal del sector ocurrió el 31 de mayo de 1950   pero previamente ya se habían realizado investigaciones en el campo nuclear (búsqueda de minerales nucleares y el famoso proyecto de la Isla Huemul).

Desde su creación hasta la fecha el desarrollo nuclear argentino transitó varias fases de crecimiento y contracción para volver a retomar el camino del crecimiento a partir del año 2006.   De manera breve podemos mencionar estas etapas como la etapa del nacimiento (1950‐1958) que culmina con la construcción del reactor de investigación RA‐1.

Luego continua la etapa de la consolidación (1958‐1965) donde se destaca la construcción del reactor RA‐3 como gran eje, aunque también resalta la participación que tiene CNEA, en colaboración con la Asociación de Industriales Metalúrgicos (actual ADIMRA), que crean el SATI (Servicio de Asistencia Tecnológica a la Industria) proveedora de servicios tecnológicos a la industria metalmecánica argentina, destacándose éste como uno de los ejes rectores del trabajo de CNEA.   El siguiente (1964‐1974) período es el de la entrada en la generación nucleoeléctrica. En 1964 se crea una comisión para realizar la un estudio de prefactibilidad para la instalación de una central nuclear en la zona de Buenos Aires – Litoral. Dicho estudio fue el germen de la Central Nuclear Atucha I, que entró en operación en el año 1974. Luego de la entrada de Atucha I, sigue el período del dominio del ciclo de combustible nuclear, que se extiende hasta el año 1983, donde a finales del mismo el flamante presidente Raúl Alfonsín anuncia que Argentina logró enriquecer uranio en la planta de Pilcaniyeu.   A partir de ese momento, la coyuntura económica comienza a ajustar el plan nuclear ambicioso de la época, lo que provoca demoras en la construcción de la central nuclear Atucha II, comenzada en el año 1982. En el año 1994 se sanciona el decreto 1.540 que reorganiza al SNA, luego refrendado por la ley 24.804 del año 1997. Esta reorganización tiene, entre otros, el objetivo de privatizar la actividad productiva nuclear y separar funcionalmente la regulación. Supone también un freno a todas las actividades que se desarrollaban en la época, con la paralización definitiva de las obras de la CN Atucha II.   La Ley 24.804 crea la Autoridad Regulatoria Nuclear, la Empresa Nucleoeléctrica Argentina Sociedad Anónima (NA‐SA) y deja a cargo de CNEA las tareas de investigación y desarrollo. El sector nuclear queda estancado, con las operaciones de las dos centrales nucleares existentes (Atucha I y Embalse) y la tercera paralizada, CNEA con mínimos fondos que aseguraban únicamente salarios y mínimos servicios. Por el año 1997 se frena la producción del Complejo Minero Fabril San Rafael (CMFSR) que explota la mina de Sierra Pintada, en la provincia de Mendoza, desde ese año se importa uranio para la fabricación de combustibles. ( aproximadamente 260 millones de dólares le sale al país la importación innecesaria de URANIO a   A partir del año 2004 comienzan las primeras conversaciones entre Nucleoeléctrica Argentina, el Gobierno Nacional y el Diseñador Original (KWU‐SIEMENS) para encarar los trabajos de finalización de la central. Tarea compleja como pocas porque en ese entonces Siemens se había retirado del sector nuclear, siendo adquirida su parte nuclear por la empresa Francesa Areba.

Este hecho, sumado a las negociaciones por contratos caídos y la propiedad intelectual de la planta, retrasa el comienzo de la obra.   En el año 2005, a través del decreto 981/2005 , se crea la unidad de gestión Atucha II (UG CNA‐ II) dentro de la empresa NA‐SA y se le encomienda la realización de todas las tareas para la finalización de la central nuclear. La materialización de esta decisión toma forma en el año 2006, cuando se realiza el anuncio formal y al mismo tiempo se relanza el Plan Nuclear Argentino con dos ejes principales:

1 ‐ Generación nucleoeléctrica
2 ‐ Aplicaciones de la tecnología nuclear a la salud La finalización de la CNA‐II queda a cargo de NA‐SA, con algunos apoyos específicos por parte de CNEA, mientras que a este último le correspondieron todo el resto de actividades que conforman en ciclo de combustible nuclear, enfocándose en minería, enriquecimiento, desarrollo de los elementos combustibles y el proyecto CAREM.

Desde la sanción de la Ley 24.804, el sector nuclear se compone de tres grandes organizaciones;
la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA),
la Autoridad Regulatoria Nuclear (ARN)
Nucleoeléctrica Argentina Sociedad Anónima (NA‐SA).

Las funciones de cada organismo están establecidas en dicha ley y decretos reglamentarios. Estas tres instituciones son las más representativas del SNA, pero no son las únicas. Además se cuentan, entre otras. empresas, creadas en distintos momentos del desarrollo nuclear argentino, están dedicadas a distintas actividades del ciclo de combustible nuclear y aplicaciones medicinales..

Empresas y organismos relevantes del SNA.

DIOXITEK S.A.: Es una sociedad anónima estatal creada en 1997 cuyas acciones corresponden en un 99% a CNEA y un 1% a la Provincia de Mendoza, siendo CNEA la que mantiene el control de la empresa. La principal actividad de la empresa es la conversión a dióxido de uranio (UO2) del concentrado de uranio, que viene realizando desde el año 1982, en el Complejo Fabril Córdoba (CFC), ubicado en el barrio de Alta Córdoba en la ciudad del mismo nombre.

Esta instalación fue creada en el año 1944, bajo el auspicio del General Savio, para la industrialización de aleaciones de cromo. Similar a SOMISA, tenía por nombre SOMICROM (Sociedad Mixta para la Industrialización del Cromo y sus Derivados). Funcionó hasta el año 1949.   En 1952 la Dirección General de Fabricaciones Militares le entrega a CNEA la posesión del terreno e instalaciones para realizar investigaciones sobre métodos de procesamiento de mineral de uranio. A partir de ahí se realizaron trabajos de investigación y desarrollo sobre métodos de procesamiento de minerales de prácticamente todas las minas y yacimientos de Argentina hasta que en 1982 se adquirió a Alemania la tecnología para la conversión a UO2, actividad a la que se dedicó hasta la actualidad.

CONUAR S.A.: Combustibles Nucleares Argentinos S. A. se creó en el año 1981 con el objetivo de convertirse en la proveedora de los combustibles nucleares para las centrales nucleares operadas y a operar en Argentina. La empresa tiene como insumos el dióxido de uranio que fabrica Dioxitek y las aleaciones que se elaboran en FAE S.A.. Elabora las pastillas de UO2 y realiza el ensamble de los elementos combustibles para Atucha I, Atucha II y Embalse, además de algunos elementos combustibles para reactores de investigación.   CONUAR S.A. es una empresa mixta, propiedad en un 66,66% de la empresa SUDACIA S.A. que forma parte del conglomerado industrial Perez Companc y el resto pertenece a CNEA. Está ubicada en el Centro Atómico Ezeiza (CAE), próximo al Aeropuerto internacional.

FAE S.A.: Fábrica de Aleaciones Especiales S.A. Esta empresa fue creada en 1986 para realizar el maquinado de las aleaciones de zircaloy necesarias para los elementos combustibles. Su conformación accionaria es un 68% de la empresa CONUAR mientras que el 32% restante es propiedad de CNEA. Su ubicación es al lado de CONUAR.

ENSI S.E.: Empresa Neuquina de Servicios de Ingeniería Sociedad del Estado. Esta empresa se creó en 1989 por la ley 1827 de la legislatura neuquina. Se creó para realizar la operación de la Planta Industrial de Agua Pesada (PIAP) que CNEA había adquirido a la empresa suiza SULZER a mediados de los ’80. Su objetivo es la operación de la planta y la comercialización del agua pesada, además de realizar distintos servicios de ingeniería para empresa de la zona.   Está ubicada sobre el embalse compensador de Arroyito (aguas abajo del Chocón) en la provincia de Neuquén. La participación accionaria de la misma corresponde en un 51% a la provincia de Neuquén y un 49% a CNEA.

INVAP S.E.: Investigaciones Aplicadas Sociedad del Estado. Empresa creada en el año 1976 con el objetivo de desarrollar y comercializar tecnología derivada de las investigaciones nucleares. Comenzó desarrollando tecnología propia del ámbito nuclear y casi exclusivamente para CNEA, con el tiempo fue ampliando su campo de acción y en la actualidad se especializa en satélites, radares, reactores de investigación, entre otras actividades. 6 Su sede central está ubicada en San Carlos de Bariloche, y tiene oficinas en diversos lugares. La propiedad de la empresa es completa de la provincia de Rio Negro, CNEA solo aporta 2 de 7 directores.

FUESMEN: Fundación Escuela de Medicina Nuclear. Ubicada en Mendoza, surgió a partir de una idea de CNEA, que en 1986 puso en marcha una escuela de posgrado en medicina nuclear y radioisótopos, impulsada por su afán de promover las aplicaciones pacíficas de la energía nuclear en el campo de la salud. Tal iniciativa encontró amplia resonancia en la Universidad Nacional de Cuyo –la cual otorgó el aval académico– y en el Gobierno de la provincia de Mendoza, que formalizaron la creación de una entidad. Desde aquel comienzo, el propósito de la CNEA fue dotar a la FUESMEN de la infraestructura académica y técnica que asegurase la creación de un ámbito de excelencia en la especialidad, para lo cual resultaba imprescindible proveerla de la tecnología más avanzada. En tal sentido, invirtió en diversos equipos de diagnóstico por imágenes, rayos x, resonancia magnética nuclear y radioterapia. Entre las incorporaciones más recientes, cuenta con equipos de Tomografía por Emisión de Positrones combinados con Tomografía computada (PET‐CT, por su sigla en inglés) y Radioterapia Guiada por Imágenes (IGRT, por su siglas en inglés). En 2011 fue inaugurada una nueva sede de la FUESMEN en la ciudad de San Rafael, llevando al sur de Mendoza los beneficios de la energía nuclear aplicada a la salud. FCDN: la Fundación Centro Diagnóstico Nuclear fue creada mediante un convenio entre CNEA y la FUESMEN en el año 2004. La FCDN realiza estudios combinados de Tomografía Computada y por emisión de positrones. Lo hace con su moderno equipamiento PET‐CT (por su sigla en inglés). En diciembre de 2011, se incorporó el servicio de Resonancia Magnética Nuclear.   La FCDN brinda a otras instituciones públicas y privadas radiofármacos preparados en su propio Ciclotrón (ver Catálogo de Radioisótopos) y elaborados en el Laboratorio de Radiofarmacia. Además de los mencionados centros, CNEA participa en asociación con el Instituto de Oncología “Angel Roffo” y con el Hospital de Clínicas José de San Martín.   Hay que destacar que la actividad relacionada con la medicina nuclear se realiza en todo el país, contabilizándose más de 430 centros de diagnóstico y/o tratamiento.

El agua pesada es parte fundamental de la historia del desarrollo nuclear argentino. Elegida como alternativa para un desarrollo soberano de combustible para las centrales locales, este insumo se convirtió en fundamental para el sustento de un plan nuclear autónomo. Por eso, en 1989 la CNEA y la provincia de Neuquén crearon la empresa ENSI como primer proyecto para poner en marcha y operar la Planta Industrial de Agua Pesada (PIAP) que, en la actualidad, se proyecta estratégicamente para el desarrollo de insumos asociados orientados a otros sectores productivos.( fundamentalmente servicios a la industria petrolera)

El hidrógeno es el átomo más pequeño de la naturaleza. Presenta tres isótopos: el protio, el deuterio y el tritio, que se diferencian por la composición de su núcleo. El primero está compuesto solamente por un protón, el segundo por un protón más un neutrón y el tercero por un protón más dos neutrones. Los dos primeros son estables, mientras que el tritio es radiactivo. El primero es el que se denomina comúnmente hidrógeno (H) y el segundo se encuentra en la naturaleza en un 0,015% (aproximadamente 1 de cada 6400 átomos). Cuando el deuterio reemplaza al hidrógeno en la molécula de agua, se obtiene la denominada “agua pesada” D2O, que posee prácticamente las mismas características que el agua común (o liviana), hierve a 101 ºC y un litro de agua pesada pesa 1,1 kg aproximadamente (de ahí el nombre).

El agua pesada forma parte central en la historia del desarrollo nuclear argentino. Al momento de decidir la línea tecnológica de los reactores, se encontró que dentro de todos los materiales e insumos de una central había dos de gran valor estratégico y geopolítico, el uranio enriquecido y el agua pesada. Argentina no poseía la tecnología para fabricar ninguno de los dos, pero con la decisión estratégica y política de favorecer la participación e integración de la industria local en el desarrollo nuclear, se evaluó que era menos riesgoso inclinarse por el desarrollo de centrales de uranio natural y agua pesada, donde eventualmente se buscaría crear las capacidades locales.

Desde ese momento, este insumo se convirtió en esencial para el sustento de un plan nuclear autónomo. La creación de capacidades se realizó de manera poco ortodoxa. Luego de la explosión del artefacto nuclear en India, vino un endurecimiento de los sistemas de salvaguardias y de exportaciones nucleares en los
años 70, que derivó en la Comisión Nacional de Energía jugando a dos puntas, por un lado, buscando desarrollar la
tecnología y, por otro, realizar un contrato con la empresa Sulzer por la compra llave en mano de una planta. Lo primero funcionaba como un elemento de presión a la hora de las negociaciones en el campo internacional.
Para darle continuidad al proyecto, en 1989 entre la CNEA y la provincia de Neuquén crean la empresa ENSI S.E. que tuvo como primer proyecto terminar, poner en marcha y operar la Planta Industrial de Agua Pesada (PIAP), tarea que finalizó a fines de 1994.

Desde entonces produjo para devolver el agua alquilada por los canadienses para la Central Embalse (500 tony) de manera intermitente para reposición en las centrales nacionales y eventualmente atender requerimientos del mercado externo. En el año 2006, la decisión de finalizar la central Atucha II significo la reactivación de la PIAP, luego de permanecer casi 7 años parada, para fabricar las más de 600 toneladas de D2O que requería la carga inicial del reactor de la Central Nuclear Néstor Kirchner.

Situación Internacional

De los 438 reactores operativos en el mundo, 49 son del tipo de uranio natural como combustible y agua pesada como moderador/refrigerante y se reparten en siete países, con preminencia de Canadá (con 19 reactores) e India (con 18). Argentina, Corea del Sur, China, Rumania y Pakistán se reparten los 12 reactores restantes. La tecnología CANDU es la que prevalece, salvo por las Atucha argentinas y los reactores indios (copias de CANDU, pero de línea propia).

A nivel mundial, el desarrollo de reactores con agua pesada está limitado a países que, como el nuestro, crearon una infraestructura importante para el desarrollo de estos proyectos. En la actualidad, son pocos los proyectos de este tipo de reactores, limitados a Canadá, India, Rumania y Argentina. India tiene su propia dinámica desde hace más de cuarenta años cuando decidió impulsar un plan nuclear autónomo. En el caso de Argentina, la cuarta central nuclear seria con tecnología CANDU,

El agua pesada se obtiene a través de un proceso conocido como “Intercambio Isotópico Monotérmico Amoníaco–Hidrógeno”, donde se ponen en contacto dos fases, una líquida (amoníaco) y otra gaseosa (hidrógeno). Según las condiciones de operación de la planta, se obtiene una acumulación preferencial del deuterio en la fase líquida. Para poder realizar este proceso, la PIAP posee dos reactores de síntesis de amoníaco con una capacidad de producción de 2150 toneladas por día. Estas unidades de síntesis son las más grandes del mundo y funcionan en un circuito cerrado, donde el amoniaco se sintetiza y se crackea, en forma continua, para posibilitar el proceso de obtención de agua pesada.

Por otra parte, el amoníaco es uno de los productos básicos en la química industrial y es el punto de partida para todos los fertilizantes nitrogenados, entre los que se destaca la urea.

La posibilidad de adosarle una planta de fertilizantes a la PIAP es un proyecto estudiado de manera sólida desde hace tiempo. Se trata de aprovechar las capacidades instaladas de la planta, sin afectar la producción de agua pesada, para producir fertilizantes. El proyecto inicial evaluado consiste en utilizar el 35% de la capacidad instalada de la planta de Arroyito para poder producir un millón de toneladas de urea por año. El equipamiento ya instalado y operativo de la planta permitiría reducir la inversión en un 30% o 40% aproximadamente, estimada en 800 millones de dólares.

Una planta de urea agrega valor sobre el principal energético de Argentina, el gas natural, del que dependemos en un 50% para todas las necesidades energéticas del país y que, en más de un 95% de las veces, el único uso que le damos es quemarlo.

Agregar valor a través de incorporar ciencia y tecnología al desarrollo productivo es algo que el sector nuclear mantiene como un norte desde su creación. La utilización de proyectos energéticos que traccionen el desarrollo industrial es una premisa básica del sector nuclear argentino y estamos ante la posibilidad de trasvasar ese pensamiento a otras áreas.

De acuerdo con la Cámara de la Industria Química y Petroquímica de Argentina, el consumo aparente de amoníaco y de urea (Producción – Exportación + Importación) fue en el año 2010 de 587 y 1268 de toneladas respectivamente. La capacidad de producción de amoníaco en Argentina está alrededor de las 900 mil toneladas año, mientras que para la urea se encuentra en las 1300 toneladas para el mismo período. Las proyecciones que esta cámara presenta hacia el año 2025 respecto del consumo aparente de estos compuestos son de 1600 mil toneladas de amoníaco y de 2300 toneladas de urea, lo que significa que se necesitará adicionar una capacidad de producción de 700 mil toneladas por año para la producción de amoníaco, y de un millón de toneladas por año para la producción de urea.

Dos puntos importantes: por un lado, se detecta la necesidad a futuro de un fertilizante para un país con una enorme capacidad de producción agrícola. Por el otro, un proyecto con una capacidad ociosa que, con menores inversiones y sin afectar su objetivo principal, podría cumplir con esas necesidades. Estos dos complementan con un tercer punto fundamental: la existencia de materia prima para el desarrollo y viabilidad del proyecto. La cuenca neuquina es el principal aportante de gas natural a la matriz energética nacional y donde se encuentran las mayores perspectivas de crecimiento, con el desarrollo de los no convencionales de la formación Vaca Muerta.

La decisión del Gobierno de Argentina de suspender y Postergar para mas adelante el proyecto de construcción de la Central Nuclear Atucha III que tenia prevista realizar con China y cambiar su tecnología. La Cuarta central nuclear iba hacer según se habían firmado los acuerdos originales con china de Agua Pesada – Uranio Natural , era un proyecto tecnológicamente compartido con Canadá. Este plan aborto para mas adelante. Pero el Gobierno Argentino ratifico que seguirá con el plan de la construcción de la cuarta central con tecnología exclusivamente china. O sea Uranio enriquecido – agua desmineralizada.

El plan de Hacer una cuarta central Tipo Candu Tenia como objetivo la continuidad del desarrollo independiente tecnológico y científico y continuar con el desarrollo de mano de obra e industria nuclear para diseño , fabricación y montaje de componentes de reactores de potencia con la industria Nacional y fundamentalmente continuar el crecimiento de todo el ciclo combustible en general ( Conuar, Fae, Dioxitek y la PIAP – Ensi se en particular)
Esta postergación pone en riesgo e inestabilidad todo el ciclo combustible en general pero es una condena a Muerte para la PIAP ( PLANTA INDUSTRIAL DE AGUA PESADA operada por Ensi se) en Particular.

De no encontrar una solución de corto plazo el estado deberá despedir a sus casi 450 trabajadores más los puestos indirectos que genera y ver como se dañan sus instalaciones por falta de mantenimiento y aditavación de sus circuito de enfriamiento y el propio paso del tiempo en una zona con grandes amplitud térmica entre el verano y el invierno.

Afectando con el aumento de la desocupación a varias localidades de la provincia , dado que sus trabajadores y proveedores habitan en varios localidades , ( Senillosa, Plottier , Donde se vería afectado todo un barrio, Neuquen capital, centenario , Cutral Co y Plaza Huincul, de la Provincia de Neuquen ,incluso aunque en menor medida las localidades de Cinco Saltos,y Cipolletti de Rio Negro)

Esta Parada además del costo social y económico , pone en riesgo el proyecto fertilizantes y la provisión de agua pesada para la vida útil de la centrales en operación dado que no habrá quien las provea de este vital insumo , por lo que se pondrían en riesgo el sistema eléctrico nacional al ser centrales de potencia que operar como base del sistema.

Asi que ante la postergación para 2022 de la cuarta central nuclear y la postergación sin fecha de la próxima central CANDU , se hace imprescindible producir el stock de vida útil de agua pesada para nuestras centrales así podrán operar con tranquilidad hasta el fin de vida útil garantizando la entrega de energía limpia al sistema.

Central Nuclear Embalse

La Extensión de Vida de la Central Nuclear Embalse, permitirá:
* Aportar energía en forma segura y confiable para más de 3 millones de habitantes.
* Diversificar la matriz energética, contribuyendo al autoabastecimiento.
* Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.
* Producir Cobalto 60 para abastecer el mercado interno en aplicaciones medicinales e industriales, y para exportar.

INFORMACIÓN TÉCNICA

. Tipo de reactor: Tubos de presión (CANDU)
. Potencia Térmica: 2.109 MWt
. Potencia Eléctrica Bruta: 648 MWe
. Moderador y Refrigerante: Agua pesada (D20) 350 TN
. Combustible: Uranio natural

Necesidad de reposición técnica 2% por año promedio lo que hace para su periodo de vida útil un total de 12 Tn anuales por 25 años
Stock necesario de reposición 300 Tn

CENTRAL NUCLEAR ATUCHA I

La Central Nuclear Atucha I fue conectada al Sistema Eléctrico Nacional el 19 de marzo de 1974 y comenzó su producción comercial el 24 de junio de ese mismo año, convirtiéndose en la primera central nuclear de América Latina.

Atucha I está ubicada sobre la margen derecha del Río Paraná de las Palmas, a 100 km de la ciudad de Buenos Aires en la localidad de Lima, Partido de Zárate.

Actualmente cuenta con una potencia eléctrica bruta de 362 megavatios eléctricos y emplea como combustible uranio levemente enriquecido al 0,85%.

Sus sistemas de seguridad actualizados cumplen con todas las exigencias locales e internacionales proporcionando a la planta elevados niveles de confiabilidad y disponibilidad.

INFORMACIÓN TÉCNICA

. Tipo de reactor: Recipiente de presión SIEMENS.
. Potencia Térmica: 1.179 MWt
. Potencia Eléctrica Bruta: 362 MWe
. Moderador y Refrigerante: Agua pesada (D20)
. Combustible: Uranio levemente enriquecido (0.85%)
Cantidad de agua pesada 350 necesidad de reposición técnica 2%
Vida útil con Rebanping 15 AÑOS
Total de agua pesada para reposición técnica 105 Tn

CENTRAL NUCLEAR ATUCHA II

La Central Nuclear Atucha II se encuentra sobre la margen derecha del Río Paraná, en la localidad de Lima, partido de Zárate, a 100 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires. La planta cuenta con una potencia de 745 Mwe.

La piedra fundamental de esta central se colocó en 1982, y en 1994 se paralizó hasta su reactivación en 2006. Atucha II alcanzó su primera criticidad el 3 de junio de 2014, y el 27 de ese mismo mes se sincronizó el generador al sistema interconectado nacional.

Atucha II es una central nuclear de probado diseño al que se le incorporó la experiencia operativa obtenida de Atucha I. Cuenta con sistemas de seguridad actualizados al concepto de defensa en profundidad con barreras sucesivas, doble contención de acero y hormigón, separación física entre sistemas de seguridad y programa de vigilancia en servicio.

La central cumple con todas las exigencias locales e internacionales y como todas las centrales nucleares argentinas cuenta con la Licencia de Operación por parte de la Autoridad Regulatoria Nuclear.

INFORMACIÓN TÉCNICA

. Tipo de reactor: Recipiente de presión
. Potencia Térmica: 2.175 MWt
. Potencia Eléctrica Bruta: 745 MWe
. Moderador y Refrigerante: Agua pesada (D20)
. Combustible: Uranio natural

Total de agua pesada 600 Tn Necesidad de reposición técnica por año 1.5 %
Total de vida útil sin rebanping 25 Años
Total de Agua pesada para reposición 225 Tn

O sea que si sumamos las necesidad de agua pesada para la 3 centrales se necesitan 630 Tn , las que producidas a 100 Tn años le darían mas de 7 años de vida a la Planta en excelentes condiciones de operación , lo que permitiría buscar un socio o inversor en construir una planta de fertilizantes al lado y darle continuidad a los puestos de trabajo y aprovechar sus instalaciones.

Si ARGENTINA decidiese no continuar con las centrales CANDU , no correría el riego de perder las instalaciones y puestos de trabajo de la PIAP.

En caso que argentina decida realizar una central Candu mas tendría las instalaciones en condiciones para producir las Toneladas de agua pesada que sean necesarias.

Hoy la Tonelada de agua pesada tiene una costo que oscila entre u$D 800 y U$D 900 dólares el kilo, su principal costo es el de energía 52 Mw/ hora a 100 % de capacidad y 1.100.000 mts3/hora

Que insumen el mas del 60 % de sus costos, y entre un 25 y 28 % la masa salarial distribuyéndose el resto en servicios varios , mantenimiento, químicos , comedor etc.

Este precio es el precio en el mercado con la planta en condiciones de operar, por lo que si la planta se cerrara sería incalculable el precio de agua pesada en el reducido mercado internacional pues hoy la PIAP es el principal productor de Agua pesada con una capacidad para producir 220 TN año.

Por lo que Nucleoelectrica Argentina (operadora de las central nucleares) debería salir a comprar el agua pesada de stock todos los años a un valor incierto dado que solo quedarían 2 productores en el mundo que priorizan sus necesidades nacionales por sobre la exportación (India y Rumanía), Dado que Canadá cerro todas sus plantas luego de producir el stock para la vida útil sus centrales en operación ( ejemplo que deberías tomar) mas la ventas que tenia proyectadas de centrales en el exterior ´por lo que no participa del mercado mundial spot

La decisión del Gobierno de postergar la construcción de la cuarta Central nuclear se enmarca en el plan de destrucción del aparato científico tecnológico y la primarización de la economía. Pero esto es para otra nota.

Estimados en este primera me parecía importante conozcamos lo logrado por la argentina en 70 años de investigación y desarrollo logrado gracias a nuestros técnicos y profesionales , posicionando a nuestros país dentro de los 10 con mayor desarrollo en esta área con fines pacíficos, subsidiando el 100% de nuestro sistema de salud y el área industrial con insumos para ensayos no destructivos en la industria metalúrgica y hidrocarburífera, a la industria alimenticia tratando frutas y verduras para su exportación o transporte a lugares lejanos de las zonas de producción y exportando reactores y combustible para investigación y con la cuarta central Candu quedaría en condiciones de exportar centrales de potencia. Hoy el Gobierno piensa desfinanciar toda la actividad y privatizar algunos sectores regalando 70 años de conocimiento a quien sabe quien y destruyendo un sector clave en su plan de privatización de la economía cediendo a las presiones de la embajada de EEUU que nos ve solo como proveedores de materia prima y deja la investigación y el desarrollo tecnológico solo para su industria condenando a los países subdesarrollados al hambre y el oscurantismo, por eso la destrucción de la educación publica y sobre todo el ataque a la educación superior.

Estimados seguiremos en contacto ya que con este articulo nos hemos introducido brevemente en una las áreas estratégicas para Argentina crezca , se desarrolle logre un país con trabajo salud y educación para todos.

(*) Fernando Lisse. Es Asesor de la Presidencia de la Comisión de Energía y Combustible de la Cámara de Diputados de la Nación. Coordinador del equipo técnico Energía del PJ Neuquén. Dirigente de la CTA Neuquén y del FTNyP. Trabajador con 30 años de experiencia en la Energía. Miembro del Staff de Agencia Popular de Comunicación

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s