Los 891 casos de Coronavirus en las villas de Capital muestran el daño que puede hacer el virus

APCS por Jorge Colmán(*) Los 891 casos de Coronavirus en las villas de Capital muestran el daño que puede hacer el virus

Ayer los datos del Ministerio de Salud daban cuenta del avance frenético de casos de Coronavirus en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Por primera vez en la cuarentena en la CABA los casos superaron al de la populosa Provincia de Buenos Aires. La Provincia de Buenos Aires tuvo 80 casos (de un total de 2236) y la Ciudad de Buenos Aires tuvo 188 casos (de un total de 2286) en el día martes y esta cifra se ampliará en el curso de la semana.

Las causas de este crecimiento fueron absolutamente previsibles, falta de agua, controles del protocolo acordado con la Nación y la falta de inversión en el área de salud en estos últimos años. No fue un problema de gestión sino puramente político, el gobierno de Rodriguez Larreta no invierte en salud, educación y urbanización de las villas porque no le interesan los votos de los que menos tienen y porque ayudarlos implica la perdida de aquellos que lo apoyan.

Las villas, y su recurrente problema de hacinamiento, se encuentra con la falta de agua potable. AYSA intentó conectarlos a la red, pero por la falta de autorización del gobierno de la ciudad no se pudo realizar. El ingreso del Covid-19 al asentamiento hizo el resto. Hoy tiene casi 900 casos y si se avanzara en ver cuantas personas se encuentran infectadas encontraríamos que ese número es infinitamente menor. Los números diarios relatan claramente esta realidad, el 70% de los casos de CABA corresponden a las villas porteñas.

La falta de urbanización de las villas de capital se tapó con pintura exterior y alguna pequeña plaza para “hacer mas pintoresca la pobreza”, pero no para mejorar su infraestructura de servicios y calidad de vida de sus habitantes. Curioso es el contraste de esta noticia con el enorme negocio inmobiliario en plena pandemia. El 28 de octubre del 2019, un día después de perder las elecciones presidenciales, Mauricio Macri a través de un “Decreto de Necesidad y Urgencia” le cedió a la Ciudad de Buenos Aires 31 inmuebles “en compensación de deudas”. Lejos de descomprimir las superpobladas villas de capital se avanzó en su venta y negocios privados.

El otro caso que explotó en CABA son los “paradores nocturnos” que la ciudad sostiene y que responden a la necesidad de los que no tienen techo. Allí el virus hizo estragos y contagió a mas del 80% de los que dormían en el lugar. ¿Era un suceso que podría ser prevenido? Si, totalmente, con un poco de control e inversión esto no hubiera ocurrido. La falta de control también se extendió a geriátricos que debieron cerrar ante el escándalo de la propagación del virus.

A todo esto debemos sumar la alarmante situación de sectores medios y bajos empobrecidos que, al perder sus empleos o reducidos sus ingresos por la cuarentena, se ven obligados a ajustar sus gastos en alimentos e higiene. El agresivo mercado inmobiliario porteño generará una nueva ola de desalojos y situación de calle, muchas veces negadas por el gobierno de Rodriguez Larreta y Cambiemos.

¿Se puede extender esto al Gran Buenos Aires?

Lo ocurrido es una muestra de lo que puede ocurrir en la Provincia de Buenos Aires. Los números de la ciudad son un toque de alarma de como puede socavar los barrios populares este virus. La última semana la cantidad de casos diarios de CABA representan el 60% del total nacional, mientras que la provincia supera el 20%. Para cuantificar estos datos debemos analizar que la CABA tiene menos de 3 millones de habitantes, mientras la provincia de Buenos Aires supera los 16 millones (el AMBA supera los 12 millones según datos del censo del 2010).

Si bien es cierto que las características de las villas porteñas son diferentes a las del AMBA, las consecuencias no van a ser por ello menos benignas. La pobreza relaja las condiciones del protocolo y el virus encontrará también allí un lugar de desarrollo. Las medidas de distribución de la riqueza iniciadas por el Estado Nacional como el IFE (Ingreso Familiar de Emergencia) y otros programas apenas logran mitigar la acuciante situación.

El Estado y el poder económico

Solo la fortaleza del Estado puede poner un muro de contención ante la catástrofe del coronavirus, el dengue y la pobreza. Las ideas del neoliberalismo han demostrado su incapacidad ante el desarrollo de estas pandemias, el mundo da muestras de comprenderlo y hay Estados que han puesto la vida por encima de los negocios privados.

Esto último no ha sido gratis para el gobierno de Alberto Fernández, el poder económico esta desplegando su capacidad de fuego a través de los medios corporativos de comunicación. Esconden por un lado la pésima gestión y política de Rodriguez Larreta y por otro buscan distraer a la audiencia mostrando otra realidad o sustituyéndola. Por otro lado buscan debilitar al gobierno nacional quitándole poder de decisión.

No es casual que el grupo Clarín y otros sean tenedores de las deudas generadas por el gobierno de Mauricio Macri, Rodriguez Larreta y Maria Eugenia Vidal, presionen por sus intereses económicos, jugando a favor de Cambiemos y el loby de buitres externos e internos que presionan con el dólar y el riesgo país.

“Las crisis son también momentos  de oportunidad” dicen los hombre de negocios, que caranchean con el hambre y desocupación de los pueblos en plena pandemia no nos debe extrañar. También es el momento de reflexión para los sectores progresistas, movimientos sociales y sindicales. Es de esperar entonces que de esta crisis emerja un Estado fuerte, democrático y renovado o que los grandes grupos empresarios concentren más poder, deglutiendo todo a su paso y sin ningún tipo de control.

Otro mundo va a ser posible después de la pandemia, pero hay construirlo urgentemente.

(*) Jorge P. Colmán (Sec de Interior del CTA Regional)

 

 

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s