Padrastro y madre van a juicio oral por el crimen de su hijo Santino Brittes de 5 años

APCS. Padrastro y madre van a juicio oral por el crimen de su hijo Santino Brittes de 5 años

El padrastro Gonzalo César “Chino” Aguirre (de 22 años) y su pareja, Evelyn Ayelen Brittes (de 20 años), madre de Santino Tahiel Brittes, el niño asesinado serán sometidos a juicio oral y público por violación, abandono de persona y asesinato a golpes del niño de solo 5 años.

Lo pidió el fiscal de San Martín Mario Marini por el presunto asesinato ocurrido en mayo pasado, en la localidad de Grand Bourg, informaron fuentes judiciales. La carátula para el ex-jugador de Defensores de Belgrano es “abuso sexual con acceso carnal agravado por la convivencia preexistente, en concurso real con homicidio criminis cause”, que prevé una pena de prisión perpetua.

En tanto, que la madre Evelin Brittes sera juzgada por el delito de “abandono de persona seguido de muerte agravado por el vínculo”, que prevé una pena de cinco a 15 años de cárcel.

El fiscal Mario Marini hizo el pedido al juez de Garantías 5, Nicolás Schiavo, que ahora deberá resolver si eleva el expediente a la etapa de juicio oral. Por pedido de la defensa, serán juzgados por un tribunal popular

El crimen habría ocurrido el 8 de mayo en Grand Bourg y fue descubierto cuando Aguirre llegó al hospital del Trauma de Pablo Nogués con el hijo de su pareja en brazos y diciendo a los médicos que el niño “se había caído en la bañera” en su presencia y, si bien fue llevado de inmediato a la sala de terapia intensiva, cuando los médicos lo revisaron ya estaba muerto. Aguirre estaba en pareja desde hacía alrededor de nueve meses con Brittes, quien tenía a su hijo Santino de una pareja anterior, y que habitualmente él lo cuidaba en la casa que compartían, en República Argentina al 1700, mientras su pareja trabajaba como coordinadora en una remisería de Grand Bourg.

El fiscal Fabricio Iovine ordenó hacer una autopsia, en la que lo que los forenses determinaron que el niño había sido víctima de una brutal golpiza. Presentaba “lesiones gravísimas en todo el cuerpo”, laceraciones en el mesenterio, lo que significa que “los golpes fueron muy profundos y derivaron en un shock”, indicó un vocero a Diario El Día. Además, el niño tenía signos de abuso sexual que, igual que los golpes, algunos eran recientes y otros de vieja data, por lo que la investigación fue derivada a la UFI Especializada en Abusos Sexuales, a cargo de Marini Aguirre.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s