San Fernando: Denunciaron a una funcionaria por violencia e irregularidades

denuncia san fernandoLa abogada Sandra Pelletier trabajó cuatro meses en la dependencia que maneja Mónica Núñez. Tras iniciarle un sumario interno por maltrato laboral y por el mal manejo de casos en el área de infancia, el intendente Massista la echó por decreto.

La abogada Sandra Pelletier, especializada en derecho de familia, denunció que la echaron del municipio de San Fernando, luego de que ella le iniciara un sumario por violencia laboral e irregularidades a la directora de Infancia, Adolescencia y Familia, Mónica Núñez: una funcionaria que tiene como madrina política a Alicia Aparicio, secretaria de Educación, Cultura y Contención Social y esposa del intendente, Luis Andreotti del Frente Renovador.

El expediente que rubricó Pelletier contra Núñez lleva el número 1862 y tiene como fecha el 17 de marzo. Pero el 25 de ese mismo mes el intendente y el secretario de Gobierno Eduardo Barbieri, firmaron un decreto dando de baja el contrato de la abogada, que vencía en diciembre con el argumento de “no cumplir con los objetivos que se tuvieron al momento de su contratación” y por “no haber cumplido con las indicaciones dadas”.

Por caso, el 27 de marzo, la abogada presentó una denuncia penal contra Núñez en los juzgados de San Isidro.

Pelletier ingresó a la dirección que conduce Núñez a fines de noviembre de 2014, pasó dos meses en negro, y recién firmó el contrato en febrero de este año. Tras una discusión con la funcionaria, en la que asegura que fue víctima de maltrato y amenazas, la letrada le inició un sumario interno tras la sospecha de negocios “con algunos hogares de niños que se pagan con dinero del municipio, donde muchos chicos terminan depositados ahí durante largo tiempo, sin seguimiento ni contención alguna”. La abogada acusa a la directora del área de llevar abusivamente a los chicos a lugares transitorios, medida que, según la legislación vigente, se debe hacer de manera excepcional: “En San Fernando llevan a los pibes como si estuvieran depositando mercadería en un supermercado, separándolos de sus familias”.

La abogada, que también dice haber sido víctima de chantajes cuando su situación contractual aún no estaba definida, destacó otra irregularidad relevante sobre un caso que hace un mes tuvo gran repercusión pública: el de Cinzia Pellegrini, la vicedirectora de la Escuela especial 503, salvajemente golpeada por el padre de una alumna, por lo que debió ser intervenida de urgencia por un coágulo en la cabeza. Según Pelletier, el caso del agresor había llegado a la dirección de Infancia, Adolescencia y Familia por violencia contra su mujer y su hija, pero, por orden de Núñez, se había dejado de seguir el tema porque ella había considerado que “no era relevante políticamente”.

Pelletier denuncia que las prioridades que le daba a los casos tenían que ver con los que le daban rédito político: “Me enviaba a hacer controlar y resolver casos que les pedían algunos punteros políticos; a cambio, ella me decía que iba a resolver rápidamente mi contrato porque ella es amiga íntima de Alicia Aparicio, la mujer del intendente Luis Andreotti y secretaria de Educación, Cultura y Contención Social”.

La abogada, que trabaja desde hace 14 años en el Patrocinio Jurídico Gratuito del Colegio de Abogados de San Isidro, y desde hace cinco se desempeña como profesora en el Plan Fines en los distritos de Zona Norte, ingresó a la dirección precisamente por un caso de violencia de género que había sufrido una de sus alumnas. “Yo me acerqué a ver si podía ayudarla desde mi especialidad y fue cuando la conocí a Núñez, que me invitó a trabajar en la dirección. Lo que no sabía es que el lugar estaba vacante porque varios abogados habían sido echados por denunciar las mismas irregularidades que luego descubrí yo”, relató.

En comunicación con la Dirección de Infancia, Adolescencia y Familia y obtuvo la siguiente respuesta: “La Dra. Pelletier no cumplió con los objetivos previstos por el Municipio y no se comprometió con su tarea, pero el motivo principal de la baja que se decidió dar a su servicio fue su desempeño éticamente incorrecto tanto en el Colegio de Abogados de San Isidro como en nuestras oficinas de asesoramiento para casos de violencia en el seno familiar. Tenemos conocimiento del expediente que inició, pero su cese de actividad como empleada municipal fue resuelto tiempo antes.

Cuando existen intereses contrapuestos con la Dirección de Infancia, Adolescencia y Familia, procedemos a indicar que se puede recurrir tanto a la Defensoría local como al consultorio gratuito del Colegio de Abogados de San Isidro. Sin embargo, tenemos testigos y pruebas de las citas que la Dra. arregló para tratar conflictos personalmente, contra todo código de ética profesional, por lo que haremos la denuncia correspondiente”.

Por Lorena Tapia Garzón

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s